Tratamiento Infarto Agudo Miocardio

Información Infarto Agudo de Miocardio

El aparato circulatorio está constituido fundamentalmente por el corazón (el órgano motor), las arterias y las venas.
 
El corazón es una bomba que, con su acción impulsora, proporciona la fuerza necesaria para que la sangre y las sustancias que ésta transporta circulen adecuadamente a través de las venas y las arterias. En cada latido, el corazón expulsa una determinada cantidad de sangre hacia la arteria más gruesa (aorta) y por sucesivas ramificaciones que salen de la aorta, la sangre llega a todo el organismo. El corazón es un órgano muscular (miocardio) y, como todos los músculos, necesita para su funcionamiento oxígeno y nutrientes, que obtiene, como el resto del cuerpo, de la sangre. Ésta le llega a través de las arterias coronarias que salen de la aorta. Las arterias coronarias recorren la superficie externa del corazón en todo su contorno formando una especie de corona (de ahí su nombre) y de ella parten ramas que hacen llegar la sangre a todo el músculo cardiaco.
 
Las arterias coronarias son dos: derecha e izquierda. La coronaria izquierda se divide en dos grandes ramas: descendente anterior y circunfleja. Tenemos así tres grandes arterias: coronaria derecha, descendente anterior y circunfleja. Las necesidades de oxígeno del músculo cardiaco no son siempre las mismas. 
 
Cuando el organismo precisa más aporte de energía, el corazón responde a esa necesidad aumentando su trabajo. Este incremento hace que se eleven las necesidades de oxígeno del propio músculo cardiaco, exigencias que son resueltas mediante un mayor aporte de sangre a través de las arterias coronarias.
 
Las Enfermedades Cardiovasculares son aquellas que afectan el corazón y los vasos sanguíneos. Son la primera causa de muerte en los países desarrollados y provocan el 31,2% de las que tienen lugar en España. La principal causa de estos fallecimientos es el infarto de miocardio, que representa más del 50% de la mortalidad cardiovascular total.
 
La Cardiopatía Isquémica es la enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, es decir, las encargadas de proporcionar sangre al músculo cardíaco (miocardio). La arteriosclerosis coronaria es un proceso lento de formación de colágeno y acumulación de lípidos (grasas) y células inflamatorias (linfocitos). Estas tres causas provocan el estrechamiento (estenosis) de las arterias coronarias.
 
Existen tres tipos de cardiopatías isquémicas distintas:
 
Infarto agudo de miocardio
Angina de pecho inestable
Angina de pecho estable
 
Infarto agudo de miocardio también llamado Síndrome Coronario Agudo con Elevación del ST.
 
Se trata de un síndrome coronario agudo. El infarto agudo de miocardio es una enfermedad grave que ocurre como consecuencia de la obstrucción de una arteria coronaria por un trombo (coágulo). La consecuencia final de la obstrucción de la arteria es la muerte (necrosis) del territorio que irriga la arteria obstruida. Por tanto, la importancia del infarto de miocardio dependerá de la cantidad de músculo cardíaco que se pierda. 
 
El infarto suele ser un evento inesperado que se puede presentar en personas sanas, aunque generalmente es más frecuente en quienes tienen factores de riesgo y en enfermos que ya han padecido otra manifestación de cardiopatía isquémica.
 
El infarto se manifiesta por un dolor en el pecho de similares características a la angina, pero mantenido durante más de 20 minutos. Puede ir acompañado de fatiga, sudor frío, mareo o angustia. Va asociado con frecuencia a una sensación de gravedad, tanto por la percepción del propio enfermo, como por las respuestas urgentes que habitualmente provoca en el entorno sanitario que lo atiende. Pero la ausencia de esta sensación no excluye su presencia. Puede ocurrir en reposo y no remite espontáneamente.
 
La necrosis del territorio que se queda sin riego sanguíneo es progresiva. El daño se incrementa con el tiempo y, una vez muere la porción de músculo cardiaco, es imposible recuperar su función. Sin embargo, el daño sí se puede interrumpir si el miocardio vuelve a recibir sangre por medio de procedimientos que desatascan la arteria bloqueada.
 
Por ello, es fundamental que la persona con un infarto llegue al hospital lo antes posible. Lo ideal es que reciba atención en el transcurso de la primera hora desde el inicio de los síntomas. Si esto no es posible, durante las horas siguientes al infarto deberán aplicarle tratamientos como trombolisis (fármacos administrados por vía intravenosa que disuelven el trombo) o angioplastia (recanalización mecánica con catéteres de la arteria obstruida. Cuanto antes sea atenido el paciente, mayores posibilidades tiene de evitar daños definitivos.

Por mayor información sobre este tratamiento consulte a su médico tratante.

Normativa Tratamiento de Infarto Agudo de Miocardio

 
La cobertura financiera del Fondo Nacional de Recursos para el tratamiento del  infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST   (IAMST) comprende a los fármacos fibrinolíticos ( estreptoquinasa y  con tenecteplasa).
 
A efectos de autorizar la cobertura financiera, en todos los pacientes se tomará en cuenta en forma integral la edad, calidad de vida, la existencia de comorbilidades y el pronóstico. De tal manera que de la evaluación surja una expectativa de vida razonable.
 
Las complicaciones o efectos colaterales derivadas del tratamiento deberán ser resueltas  por la institución en la cual se asiste el paciente.
 
Pueden existir situaciones clínicas, vinculadas a otras patologías en las cuales el uso de estos medicamentos puede estar planteado. Queda expresamente establecido que estas situaciones no están  contempladas en las indicaciones que cubrirá el Fondo Nacional de  Recursos.
 
Asimismo, la financiación se realizará teniendo en cuenta los criterios de exclusión e inclusión a los que puede acceder en forma detallada en esta normativa.
 
 

Riesgos del tratamiento propuesto con Estreptoquinasa y Tenecteplasa

 
Posibles complicaciones del tratamiento propuesto con Estreptoquinasa y Tenecteplasa.
 
El infarto agudo de miocardio se origina cuando se produce una obstrucción en la circulación de sangre  dentro de las arterias coronarias a causa de formación de uno o varios coágulos. 
 
Una vez que el médico diagnostica el Infarto de Miocardio se debe actuar rápidamente para desobstruir  la arteria coronaria comprometida a fin de evitar un daño irreparable del tejido cardíaco, secuelas  permanentes y condiciones varias que le puedan llevar a la muerte.
 
Si bien existen otras alternativas de tratamiento su médico ha considerado beneficioso se le administre un  medicamento llamado fibrinolítico a fin de disolver en forma precoz los coágulos formados dentro de las  coronarias. En su caso se administrará los medicamentos llamados estreptoquinasa y tenecteplasa.
 
Si bien en la mayoría de los casos este tratamiento se desarrolla sin problemas, la administración de estreptoquinasa podría originar algunos eventos adversos como ser: reacciones alérgicas leves con erupción cutánea, enrojecimiento de la piel. Puede presentarse también un descenso de la presión arterial durante su administración y pueden aparecer sangrados de menor importancia en el sitio de punción. 
 
Deberá existir especial cuidado cuando se administra por segunda vez dado que la estreptoquinasa origina inmunidad y puede evidenciarse alergia cuando se reitera la administración tiempo después.
 
Menos frecuentemente pueden darse reacciones alérgicas severas con shock anafiláctico y sangrados importantes dentro de los cuales están los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos.
 
En la mayoría de los casos de tenecteplasa este tratamiento se desarrolla sin problemas pero en casos poco frecuentes la  administración de tenecteplasa puede originar algunos eventos adversos como ser hematomas y  sangrados cuya importancia depende de factores varios como la dosis, el uso concomitante con otros  medicamentos y la predisposición del paciente. Estos sangrados y hematomas pueden aparecer en el sitio  de punción, y en otros sectores como ser a nivel cerebral, gastrointestinal, nasal, genital, urinario. 
 
Otros eventos adversos que pueden presentarse son reacciones alérgicas.  También la rápida destrucción del coagulo coronario puede determinar la aparición de arritmias  cardíacas.