Tratamiento Cáncer de Próstata (Abiraterona)

Información Cáncer de Próstata

La próstata es una glándula presente en el hombre que produce parte del líquido que conforma una parte del semen. Se ubica por debajo de la vejiga rodeando la uretra, conducto a través del cual se elimina la orina. El cáncer de próstata es frecuente en el hombre, especialmente después de los 60 años. Se desarrolla desde células de la glándula y en su mayor proporción son del tipo adenocarcinoma, teniendo un desarrollo muy lento.

Cuando el cáncer llega a un estado muy avanzado requiere de determinados tratamientos basados en medicamentos, llamados terapias hormonales, que buscan disminuir los efectos de las hormonas masculinas, androgénos y testosterona, las cuales se ha demostrado que pueden favorecer su progresión.

En algunos pacientes se observa que el cáncer continúa progresando a pesar de esta terapia hormonal. Es decir, son resistentes a este tratamiento. En estos casos el médico ve la necesidad de recomendar otra línea de tratamiento en base también a medicamentos. Entre ellos están los agentes de quimioterapia como ser Docetaxel y Cabazitaxel y otros llamados antiandrógenicos como lo son la Enzalutamida y la Abiraterona. Todos estos medicamentos presentan diferentes indicaciones según la evaluación de la enfermedad, así como diferentes vías de administración, eficacia y posibilidad de presentar eventos adversos.

Por mayor información sobre este tratamiento consulte a su médico tratante.

Normativa tratamiento del cáncer de próstata

El Fondo Nacional de Recursos financia para el tratamiento del cáncer de próstata resistente a la terapia hormonal el medicamento acetato de Abiraterona, cuyos detalles e indicaciones son los presentes en la normativa publicada en la página web.

Asimismo, la financiación se realizará teniendo en cuenta los criterios de exclusión e inclusión a los que puede acceder en forma detallada en esta normativa.

 

 

Riesgos del tratamiento propuesto con Abiraterona

Posibles complicaciones del tratamiento propuesto con ABIRATERONA

Esta medicación no está exenta de riesgos. Durante el transcurso del tratamiento con ABIRATENONA pueden presentarse los siguientes eventos adversos.

Más frecuentemente aumento de la presión arterial, edema de miembros inferiores, fatiga, dificultades para dormir, aumento de lípidos y colesterol, aumento de glicemia , aumento sanguíneo del sodio, potasio y fosforo, sofoco, estreñimiento, diarrea, infección urinaria, alteraciones del sistema inmune, hematomas, aumento de las enzimas hepáticas y la bilirrubina, dolores articulares y musculares, tos, infecciones respiratorias altas, falta de aire.

Menos frecuentemente puede aparecer alteraciones del ritmo cardiaco, dolor de pecho, insuficiencia cardíaca, dolores de cabeza, caídas, erupción cutánea, sangre en orina, dolor en la ingle, aumento la frecuencia urinaria nocturna, fracturas de hueso, fiebre, daño hepático, insuficiencia adrenocortical, hepatitis fulminante, daño muscular, neumonitis.

Si usted necesita de mayor información sobre este tratamiento financiado por el FNR le aconsejamos consulte a su médico tratante.