Dispositivo de Endoprótesis

Endoprótesis

La aorta es un importante vaso sanguíneo que transporta la sangre desde el corazón hasta los órganos principales del tórax, abdomen y miembros inferiores.

Existen diversos factores de riesgo que pueden llevar al debilitamiento de las paredes de la aorta originando un aneurisma, tales como el tabaquismo, la hipertensión arterial, la diabetes. También puede influir poseer antecedentes familiares de esta enfermedad o  tener aneurismas en otras localizaciones. Esta enfermedad es más frecuente en los hombres mayores de 55 años.

El aneurisma de aorta abdominal es una dilatación con la forma de globo que modifica y cambia el diámetro de la aorta que puede medir 3 cm o más. A consecuencia de ello las paredes de la aorta se ponen más finas y se debilitan, corriéndose el riesgo de ruptura, siendo a menudo una situación fatal llegando a ocasionar la muerte. Habitualmente el riesgo de rotura se presenta cuando el tamaño es de 5,5 cm o más, recurriendo a tratarlo quirúrgicamente para prevenir esta situación.

Tradicionalmente, la forma de tratar esta enfermedad es mediante una cirugía abierta. Es decir, a través de una incisión o corte en el abdomen. El cirujano repara las paredes debilitadas de la aorta. En los últimos años se ha desarrollado una nueva técnica de tratamiento, alternativa a la cirugía abierta, que consiste en colocar dentro de la aorta un dispositivo expandible llamado endoprótesis y que tiene las características de una malla con forma de tubo.

Este tratamiento que se denomina tratamiento endovascular o reparación endovascular del aneurisma de aorta presenta menos complicaciones que la cirugía abierta, menor mortalidad inmediata a la operación, y disminuye los días de internación dado que es más rápida la recuperación.

A través de un pequeño corte en la ingle el médico introduce una guía que permite luego introducir por dentro de la arteria la malla para luego expandirla. De esta forma la sangre circula por su interior actuando como un vaso sanguíneo artificial sin pasar por el aneurisma.

Otras causas de aneurisma de aorta pueden ser de origen traumático. Estos especialmente se localizan a nivel de la aorta torácica.

Los cuidados posteriores de la colocación de una endoprótesis requieren de asistir a los controles indicados por el médico, tener estricto control de la hipertensión arterial y abandono del tabaquismo, además de llevar adelante hábitos de vida saludables, controlando la alimentación y el sobrepeso.

 

 

 

Dispositivo financiado para Endoprótesis

La endoprótesis de aorta abdominal o aorta torácica es un dispositivo médico que consiste en una malla metálica tubular forrada con una tela impermeable. Se coloca por dentro de la sección de la aorta que posee la dilatación o aneurisma, de tal manera de generar un tubo por donde circulará la sangre. Ello evita que la sangre continúe presionando sobre las paredes debilitadas del aneurisma y de esta forma prevenir su ruptura. Se implanta mediante un procedimiento no invasivo realizando un pequeño corte a nivel de la ingle, sin necesidad de realizar una cirugía mayor.

La colocación de endoprótesis para el tratamiento del aneurisma de aorta abdominal o de aorta torácica se encuentra dentro del plan de beneficios que otorga el Sistema Nacional Integrado de Salud en Uruguay, denominado Plan Integral de Atención a la Salud (PIAS). El Fondo Nacional de Recursos (FNR) es quien provee de la endoprótesis y el procedimiento se realiza bajo responsabilidad del prestador integral del paciente.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 2 del Decreto N° 266/018 y Ordenanza N°770/2018 queda comprendido dentro de la cobertura que otorga el FNR la endoprótesis aórtica de tipo no fenestrada, y los materiales complementarios específicos exclusivamente según se establece en la normativa.

A efectos de autorizar la cobertura financiera, en todos los pacientes se tomará en cuenta en forma integral la edad, calidad de vida, la existencia de comorbilidades y el pronóstico, de tal manera que de la evaluación surja una expectativa de vida razonable, posibilidades ciertas de rehabilitación y un adecuado balance entre calidad de vida  esperada y riesgos inherentes al procedimiento.

Si desea ampliar la información sobre las indicaciones para esta cobertura, ingrese a la normativa:

Normativa