Tratamiento de Asma Alérgico Severo

Información del Asma Alérgico Severo

El asma es una enfermedad heterogénea, caracterizada por la inflamación crónica de la vía aérea. Se define por una historia de síntomas respiratorios tales como sibilancias y dificultad al respirar, opresión torácica y tos.

Estos síntomas varían a lo largo del tiempo en cuanto a su presencia, frecuencia e intensidad y se le asocian la dificultad para expulsar el aire de los pulmones por el estrechamiento de las vías respiratorias (broncoconstricción), engrosamiento de las paredes de las vías respiratorias y aumento de las secreciones.

El asma supone una carga importante en la calidad de vida de las personas, como consecuencia del ausentismo laboral, escolar y alteración de la vida familiar y cotidiana. Además, es motivo de consulta frecuente en las instituciones de salud siendo la enfermedad crónica más frecuente en los niños.

El tratamiento del asma se debe configurar como un ciclo continuo de evaluación, ajuste del tratamiento y revisión de la respuesta. El objetivo principal es lograr y mantener el control de la enfermedad, además de prevenir las exacerbaciones y la obstrucción crónica al flujo aéreo, reduciendo al máximo la mortalidad y los efectos secundarios de la medicación.

Aproximadamente el 5% de los pacientes asmáticos tienen asma severo que no es controlado con la medicación habitual. Estos pacientes tienen riesgo de exacerbaciones severas y muerte, habiendo muy pocas opciones terapéuticas disponibles.

Por mayor información sobre este tratamiento consulte a su médico tratante.

 

Normativa de Tratamiento del Asma Alérgico Severo

El omalizumab es un medicamento financiado por el Fondo Nacional de Recursos en personas con asma severo de origen alérgico que no logra ser controlado a pesar de cumplir estrictamente con el tratamiento en forma completa. 
Para ello se debe descartar previamente que el difícil control sea determinado por una incorrecta técnica inhalatoria, bajo cumplimiento del tratamiento evaluado través de un Test de adhesión a los inhaladores, que continúa fumando o que presenta otras enfermedades no controladas.
 
Normativa.

Riesgos del tratamiento propuesto

Posibles complicaciones del tratamiento propuesto CON OMALIZUMAB

 

Como ocurre con toda medicación aquellas personas que llevan a cabo un  tratamiento con omalizumab tienen riesgos de presentar eventos adversos.

Según la literatura médica los siguientes eventos adversos más frecuentes son: dolores de cabeza, reacción locales en el lugar de inyección (puede incluir sangrado, moretones, ardor, dolor, prurito, hinchazón, calor, tumefacción, urticaria).

Menos frecuentemente puede aparecer: edema periférico, dolor, mareos ,fatiga, ansiedad, caída de cabello, urticaria, dolor abdominal, gastroenteritis viral, dolor de muelas, Infecciones urinarias, infecciones por hongos, dolores articulares, dolor en las extremidades, dolor musculares, fractura ósea, dolor e infección de oído, faringitis, sinusitis, sangrado nasal, infecciones respiratorias altas, asma, dolor de garganta, dolor de cabeza, tos, fiebre, reacciones alérgicas, inflamación de las articulaciones, broncoespasmo, opresión en el pecho, disminución de las inmunoglobulinas en la sangre, falta de aire, alteraciones del hemograma con eosinofilia, granulomatosis eosinofílica con poliangiitis, disminución de la presión arterial, aumento de las inmunoglobulinas, inflamación de ganglios, neoplasias malignas, edema faríngeo, enfermedad del suero, disminucion de las plaquetas grave, erupción cutánea, inflamación de la lengua, síncope, vasculitis.

Los eventos adversos pueden aparecer tanto luego de la primera dosis como hasta luego de un año de recibirla.

Hay pocos datos relativos al uso de omalizumab en mujeres embarazadas. Se sabe que atraviesa la barrera placentaria pero se desconoce el daño potencial sobre el feto. Dado la incertidumbre respecto a sus efectos no debería utilizarse durante el embarazo excepto si fuese claramente necesario.

Ante cualquier síntoma o signo que aparezca durante el tratamiento se debe consultar en forma inmediata al médico tratante.