Día Mundial de la Hipertensión

Cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión. El objetivo de este día es "concientizar a la población sobre la importancia de realizar la medición de la Presión Arterial como primera estrategia de prevención y control de la HTA".

La hipertensión arterial (HTA) es la enfermedad crónica y/o el factor de riesgo más importante para el desarrollo de enfermedades vasculares a nivel de los riñones, cerebro y corazón. Se sospecha la hipertensión arterial al detectarse valores de presión arterial de 140/90 mm Hg o más. Para arribar a un diagnóstico el médico indicará las mediciones adicionales pertinentes.

Si bien esta enfermedad suele ser silenciosa, es decir, sin síntomas; a veces puede manifestarse por dolor de cabeza, zumbidos en oídos, visión de estrellitas, mareos y/o palpitaciones. De acuerdo a lo establecido por la CHSCV, en Uruguay, la hipertensión arterial es el segundo factor de riesgo, para ambos sexos, de padecer y morir como consecuencia de un evento cardiovascular de forma prematura y es la segunda causa de discapacidad en el mundo.

Según datos extraídos del Ministerio de Salud en Uruguay la HTA afecta a casi el 40% de la población adulta. Esto se debe principalmente al alto consumo de sal, dado que la población uruguaya duplica la recomendación propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto al límite máximo de sal por día, lo cual está correlacionado con cifras elevadas de presión arterial incluso en niños. La OMS se ha comprometido a reducir el consumo de sal un 30% para el año 2025.

 

¿Cómo prevenir la HTA?

  • No fumando y  moderando el consumo de alcohol.
  • Realizando actividad física y manteniendo un peso adecuado.
  • Mantener una alimentación saludable, que incluya al menos medio plato de vegetales en almuerzo y cena más 3 frutas al día.
  • Moderando el consumo de sal y evitando agregar sal extra al plato. Con ello, reducir el consumo habitual de productos con alto contenido de sal.
  • Controlar periódicamente la presión arterial a partir de los 3 años de edad.


Fuentes: Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular , OPS/OMS y MSP.